El gran día de la Virgen del Buen Suceso

bajada virgen 2014 1 20140910 2044618575Solo hay una cosa capaz de mejorar el buen sabor de boca que deja la Feria y Fiestas de San Bartolomé: la llegada de la patrona. El ambiente festivo se dejó sentir en las calles del casco antiguo, donde al bullicio de la gente se unieron los vistosos bailes de los Coros y Danzas de Cieza y las notas musicales de la Banda Municipal.

 

La bajada de la Santísima Virgen del Buen Suceso comenzó con la ya típica recepción por el patrón de Cieza a la llegada de la sagrada imagen al Puente de Hierro. Tracas y cohetes sonaron a las puertas de la ciudad, donde numeroso público, junto a las autoridades municipales, esperaba el cortejo. Así, las primeras concentraciones de personas ante este emblemático lugar se formaron bien temprano, alimentadas también por la histórica visita de la patrona de Cieza antes de su coronación canónica.

Junto a las tracas y cohetes también hubo cánticos interpretados por el Grupo de Coros y Danzas de Cieza. A ellos se sumaron también los bailes folclóricos. De nuevo zaragüelles, refajos y muchos claveles rojos y blancos. Pese al calor y con amenaza de tormenta, era una tarde para echarse a la calle, pasear por el itinerario tradicional y arropar el paso de la hermosa talla de González Moreno. Nunca una bajada de la patrona había concitado tanta expectación.

En un día tan especialmente señalado, festividad de la Virgen, la esperaban, como es tradicional, una representación de la Corporación municipal, con el alcalde de Cieza a la cabeza, Antonio Tamayo, acompañado por el presidente de la Junta de Hermandades Pasionarias, Joaquín Gómez, y la presidenta de la Hermandad de San Bartolomé, Laura Villa.

La virgencica regresó a la que será su morada hasta la romería del próximo 21 de septiembre. A la basílica de la Asunción. Y la plaza Mayor la recibió con la protocolaria Marcha Real interpretada por la Banda Municipal de Cieza bajo la dirección de Ginés Martínez Morcillo. La plaza se emocionó cuando la vio atravesar el atril del monumental templo ciezano.

El colofón del traslado de la patrona de Cieza fue la misa oficiada por el sacerdote Antonio Muñoz Catalán, encargado de leer el Pregón de Coronación. Dicha celebración litúrgica fue antes de la ofrenda de flores y la lectura del decreto del obispo de la Diócesis de Cartagena, José Manuel Lorca Planes, concediendo la coronación canónica de la Santísima Virgen del Buen Suceso.

Actividad en Facebook