Una jornada que invita a la ensoñación huertana

misa 2016 1 20160918 1491296597Cómo no, el día de San Bartolomé, 24 de agosto, es la festividad que desata el orgullo de ser y sentirse ciezano. No resulta fácil sustraerse al ambiente de esta jornada en Cieza, pero vale la pena hacerlo para asistir a la misa huertana en la basílica de la Asunción.

 

La mañana del 24 de agosto, que se inicia con la diana musical a cargo de la Banda Municipal de Música, cuenta con actos tan entrañables como la concentración de la Hermandad de San Bartolomé y las peñas huertanas en la plaza de España, que desfilan por las adoquinadas calles Buen Suceso, Angostos, Tercia, Santo Cristo, Cánovas del Castillo y San Pedro.

No faltan tampoco los componentes del grupo de baile regional del Centro Social de Personas Mayores, ataviados con el traje huertano. Aquí y allá, zaragüelles y refajos: familias enteras vestidas para la ocasión contribuyen a dar más color a un día tan señalado. Es este acto la mejor ocasión para admirar la riqueza de sus indumentarias tradicionales.

La hermosa basílica de la Asunción se viste de fiesta para recibir a los ciezanos con ocasión de la solemne función religiosa en honor al patrón, interpretada por el Grupo de Coros y Danzas de Cieza. Es una celebración que incluye una ofrenda de flores y frutos al santo en la que se cruza lo costumbrista con lo espiritual. Junto a este despliegue de tradición, las interpretaciones folclóricas encandilan los corazones de los asistentes.

La ciudad vivió este miércoles lo que seguramente es el momento de mayor raigambre de sus fiestas patronales, la misa huertana oficiada por José Antonio García. Se trata de un acto que trasciende los límites de lo estrictamente religioso. La ceremonia fue concelebrada por los sacerdotes ciezanos Manuel Verdú y Jesús Caballero.

A la misma asistió el alcalde de Cieza, Pascual Lucas; representantes de la Corporación Municipal, la presidenta de la Hermandad de San Bartolomé, Laura Villa; el vicepresidente de la Junta de Hermandades Pasionarias, Francisco Penal, y el representante del pregonero de la feria, la Organización Juvenil Española OJE Cieza, Pedro Ríos, entre otros.

San Bartolomé volvió más tarde a las calles para culminar los actos en su día grande. Es ahora cuando vuelve a pasear por la ciudad arropado por los vecinos. Antes de su aparición por el atrio de la iglesia, bandurrias, guitarras y castañuelas. A siete días de enfilar el itinerario habitual de camino a su ermita, la venerada imagen permanecerá en la basílica de la Asunción hasta el próximo 31 de agosto.

Con este segundo encuentro con el patrón, Cieza se acerca a sus raíces, ya que el mes de agosto siempre ha sido el tradicional en el que se ha sacado a la venerada imagen en la localidad, así como a su esencia más huertana, debido a que su actividad económica por excelencia ha estado relacionada con la agricultura, y muchos agricultores sienten devoción por él.

Actividad en Facebook